Tipos de cigarros electrónicos



Existen modelos muy diversos de cigarros electrónicos, en formas y tamaños muy distintos entre sí, con tal de satisfacer a todos los tipos de usuarios.
A continuación, os especificamos algunos de los modelos.

Mini

Son muy parecidos a los cigarros tradicionales. Para aquellos usuarios que terminan de pasar de éstos a los e-cigarrillos, tal vez sean el modelo ideal, ya que suponen el formato más similar al que están acostumbrados.
Un mini, también conocido como “e-cig”, es una opción ligera, cómoda y discreta para administrar la cantidad de nicotina requerida. Además, se pueden encontrar en muchas tiendas, y los hay tanto desechables como recargables.

Ventajas de los Mini:

-La transición se hace más natural
-Son tan ligeros y pequeños como los cigarrillos tradicionales
-Es la forma más barata de iniciarse en el mundo del vapeo
-Resultan muy adecuados para fumadores moderados u ocasionales

E-cigarrillos de tamaño medio

Para usuarios intermedios, este modelo es la opción más popular, ya que siguen siendo relativamente pequeños, del tamaño de un puro, aproximadamente, pero presentan mayor autonomía y producen más vapor.
A los fumadores empedernidos, los expertos les suelen recomendar que comiencen con este modelo, ya que su rendimiento es mejor que el de los mini.
Ventajas de los medianos:
-Siguen siendo de un tamaño bastante discreto
-Su rendimiento es el doble de bueno que el de los mini: su batería dura más, y producen más vapor
-Suelen tener un precio razonable

APVs o MODs

Los vaporizadores personales o MODs son la opción para aquellos e-fumadores convencidos con sus cigarros electrónicos. Un dispositivo de este tipo suele tener el aspecto de un tubo grueso con un aspecto similar a una linterna o de una caja del tamaño de un paquete de cigarrillos.
Al contrario que los minis o los diseños medianos, que emplean una batería preempaquetada cilíndrica, los mods suelen emplear células reemplazables de litio de 3.7 voltios, e incorpora funciones no disponibles en los otros dispositivos. Por ejemplo, cuenta con una alimentación líquida integral, tanques de diferentes estilos, lecturas digitales, voltaje variable, etc.
Sin embargo, entraña una dificultad de uso no muy apta para principiantes en el vapeo. Para éstos, es preferible un cigarro electrónico de los anteriormente mencionados; especialmente, el mini.

Ventajas de los MODs:

-Su rendimiento. Produce el triple de vapor que un mini.
-Su batería es la más duradera de los tres modelos expuestos.
-El dispositivo es duradero.
-Sus funciones avanzadas permiten una personalización completa.



Como ves, existen opciones muy diversas orientadas a las necesidades de cada tipo de fumador.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para arreglar un portátil mojado

Se dispara la venta de consolas en China tras la legalización